CARCINOMA ESPINOCELULAR

cecEl carcinoma espinocelular es el segundo cáncer más frecuente en el mundo. Más de 250.000 carcinomas espinocelulares nuevos son diagnosticados cada año en Estados Unidos. Los más afectados son las personas de edad media y ancianos, especialmente aquellos con mucha exposición solar.

El cáncer se origina en la capa más externa de la piel. Algunos carcinomas espinocelulares se originan a partir de lesiones que son ásperas como papel de lija, llamadas queratosis actínicas o queratosis solares. El carcinoma espinocelular puede extenderse a otras áreas del cuerpo; por esto, es importante el tratamiento precoz.

Que aspecto tiene el carcinoma espinocelular y en que partes del cuerpo aparece?

El carcinoma espinocelular generalmente se presenta como costras o lesiones escamosas que asientan sobre piel roja e inflamada, como una tumoración con crecimiento continuo, o como una ulcera que no sana. Habitualmente se localizan en las áreas expuestas al sol, como la cara, el cuello, los brazos, el cuero cabelludo, el dorso de las manos y las orejas. También puede aparecer en los labios, dentro de la boca, en los genitales o en cualquier otra parte del cuerpo. Cualquier lesión, especialmente aquellas que no curan, que crecen, que sangran o que cambian su apariencia, deberían ser evaluadas por un dermatólogo.

Cuáles son los factores que causan carcinoma espinocelular?

La exposición a la luz ultravioleta (sol, camas solares) aumenta notablemente el riesgo de padecer un cáncer de piel. Aunque cualquiera puede tener un carcinoma espinocelular, las personas de piel clara y que se ponen rojas fácilmente al exponerse al sol, son las de mayor riesgo de desarrollarlo. El riesgo de padecer cáncer de piel se incrementa con la edad y el antecedente de quemaduras solares importantes durante la infancia. Otras condiciones, tales como el trasplante de órganos, ulceras crónicas, radioterapia, ingestión de arsénico, tabaquismo, exposición a alquitranes o aceites, pueden predisponer a ciertos individuos a desarrollar un carcinoma espinocelular.

Que tan grave es el carcinoma espinocelular?

Los cánceres cutáneos usualmente son destructivos localmente. Si se lo deja sin tratamiento, el carcinoma espinocelular puede destruir mucho tejido a su alrededor, lo que puede llevar a la pérdida de la nariz u oreja. Algunos tipos de carcinomas espinocelulares que son muy agresivos, especialmente los que se localizan en los labios o en las orejas, o aquellos no tratados, pueden extenderse a los ganglios linfáticos u otros órganos, resultando en 2500 muertes por año en Estados Unidos.

Como se trata el carcinoma espinocelular?

Para confirmar el diagnóstico es necesario hacer una biopsia de piel. Existe una gran variedad de tratamientos, y la elección de uno u otro dependerá de la localización del tumor, del tamaño, de las características microscópicas y de la salud del paciente, entre otros factores. Muchas de los tratamientos son muy sencillos y pueden ser realizados con anestesia local en un consultorio. La escisión quirúrgica es el procedimiento más comúnmente usado. La cirugía micrográfica de Mohs es un método que requiere entrenamiento especializado por parte del dermatólogo cirujano; y es utilizada para remover tumores mientras se respeta la mayor cantidad de piel sana posible. Otros procedimientos dermatológicos incluyen cirugía con laser, criocirugía (nitrógeno líquido), radioterapia y curetaje del tumor.

Se puede prevenir el carcinoma espinocelular?

La principal forma de prevenirlo es evitar la exposición a la luz solar, así como las camas solares. Hay que recordar que los horarios en los que la radiación ultravioleta es mayor son entre las 10 am y las 4 pm. En estos horarios es conveniente permanecer en la sombra. Hay que usar sombreros de ala ancha, anteojos y ropa protectora (pantalones largos y remeras de mangas largas). Los protectores solares de amplio espectro (bloquean la luz ultravioleta A y la B) con un factor de protección de 30 o más se deben aplicar generosamente 30 minutos antes de la exposición y renovarlo cada dos horas.

Cómo es el seguimiento de un paciente que ha tenido un carcinoma espinocelular?

Un paciente que ha tenido un carcinoma espinocelular debe tener citas de seguimiento frecuentemente, en líneas generales, cada 6 meses los primeros 2 años y anual, luego. Cualquier persona debería consultar con un dermatólogo una vez por año para un examen general de su piel.

FUENTE: American Academy of Dermatology

No comments yet.

Leave a Comment

*

Derma Global