Lunares (Nevos melanocíticos)

nevo1

nevo2

Los lunares pueden presentarse en el nacimiento (congénitos) o aparecer en el transcurso de los años (adquiridos).

No se sabe el mecanismo por el cual los melanocitos (células que dan color a la piel) proliferan en nidos y se disponen entre las capas de la piel (unión dermoepidérmica), generando lunares de diferentes características, planos o sobrelevados.
Todos lunares requieren un control una vez al año a realizarse con un dermatólogo.

Los controles deben ser más frecuentes en niños con:
• Muchos nevos melanocíticos
• Antecedentes de familiares con melanoma u otros cánceres de piel
• Enfermedades con predisposición a cáncer de piel ( xeroderma pigmentoso, albinismo)
• Nevos atípicos ( lunares que tienen más de un color, o bordes irregulares o son mayores a 6mm de diámetro)

Se debe consultar rápidamente ante la aparición de un nevo atípico, lunar de crecimiento rápido de tamaño o espesor, cambio de color brusco (que se oscurezca o se aclare), picazón o sangrado.

Los nevos se extraen cuando suman características atípicas (tamaño, varios colores o irregularidad en los bordes) o cuando se sospeche de malignidad.

No comments yet.

Leave a Comment

*

Derma Global